UNO MÁS

Las admiro a todas. Me fascinan todas. Pero sólo ella me protege. Sólo quiero pasar la noche con ella. De día es imposible, hay demasiada gente. No, mejor de noche, aunque suele estar mancillada, pero sigue siendo ella. Digna, a pesar de todo, a pesar de que nadie la valora, nadie la entiende ni parece darse cuenta de que está ahí. Le dan la espalda, la ignoran. No imagino a cuántos ha visto pasar, sin inmutarse, sin quejarse jamás ¡qué más da! Es muy probable que le dé igual lo que yo pueda pensar de ella, sólo soy uno más de tantos otros que le han jurado amor eterno, uno más que es feliz por su mera existencia. Pero ahora soy yo quien está con ella, ellos no, aunque no creo que les importe ni que me envidien.

Ha llegado un coche de policía. No creo que les detengan, pero les van a dar un buen susto. Se lo merecen, por gilipollas, por no respetarla. Sé que no tiene nada que ver con eso, pero se lo merecen. Yo no la trato mal, ni le hago nada de lo que ellos le hacen. No tengo nada que temer.

Yo no necesito pagar, es lo que hacen todos. Sólo lo hice una vez. Fue suficiente. Soy más feliz así. Mañana volveré, creo que será la última noche que podré estar con ella. No sé cuándo habrá una próxima vez.

Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s